Ir al contenido principal

LECHE LIGHT VS DESCREMADA


Elaboró: Nut. Narshelli Lozano

La leche es un alimento muy común en la alimentación de la población mexicana, es además un alimento muy completo, ya que por cada vaso nos aporta hidratos de carbono, proteínas y lípidos (grasas). Con frecuencia entramos en la interrogante de ¿Qué tipo de leche debo consumir? Esta interrogante surge a partir de encontramos en el supermercado una gran variedad de marcas comerciales, que ponen a nuestro alcance una gama bastante amplia de un alimento tan rico nutricionalmente hablando, como es la leche. 
Un vaso de 240 ml de leche entera nos aporta en promedio: 150 kcal, 9 gr de proteína, 8 gr de lípidos y 12 gr de hidratos de carbono. Ésta leche es recomendada en los pacientes pediatricos, siempre y cuando no se encuentren en algún estado de sobrepeso u obesidad, también es recomendable en personas que tienen un déficit de peso, ya que los lípidos que nos aporta, aseguran la ganancia de peso. 
Es muy frecuente dentro de la gama tan amplia de las marcas comerciales, encontrar leche semi descremada, esta leche en comparación a la leche entera nos aporta por cada vaso de 240 ml 110 kcal, 9 gr de proteína, 4 gr de lípidos y 12 gr de hidratos de carbono, lo cual es recomendable en personas que simplemente quieren mantener su peso, o resulta una buena herramienta para el tratamiento de reducción de peso en niños. 
La leche descremada es un alimento que nos aporta por vaso de 240 ml 95 kcal y tan sólo 2 gr de lípidos sin poner en riesgo la cantidad de proteína e hidratos de carbono que inicialmente nos aporta la leche entera. Este tipo de leche es la mejor opción si lo que buscas es cuidar tu figura y bajar de peso. 
Existe cierta confusión a la hora de elegir la mejor leche ya que la industria también pone a nuestro alcancé la leche light. Para esto es importante aclarar que la palabra " light" no es una palabra que esté regulada, encontramos productos light no sólo en la leche (aquí light se refiere a reducido en grasa), sino en los cereales en los que leyenda "light" se refiere a reducido en azúcares, en la mayonesa en la que también se refiere a bajo en grasas, en las pastas etc.
En este sentido podemos encontrar algunas marcas que al analizar la tabla nutrimental y pese a la leyenda "light" cumple con las características de una leche que puede ser descremada o semi descremada, es decir puedes estar comprando una leche con 110 o 92 calorías y ambas pueden venderse como un producto "light", por eso es importante leer la etiqueta y llevarte a casa el producto que mejor se adecue a tus necesidades. 
Otra confusión muy común es ente la leche descremada y deslactosada, para aclarar esta diferencia es importante saber que en la intolerancia a la lactosa el organismo no digiere de forma correcta la lactosa por déficit de producción de una enzima que la digiere llamada " lactasa". En la industria adicionan a la leche la "lactasa" para así poder digerir la lactosa, conservando las mismas propiedades de una leche entera, esta es la leche que se conoce como: deslactosada. Ahora bien, con esta comparación podemos notar que la leche descremada, como anteriormente lo hablamos refiere a reducido en grasas mientras que deslactosada se refiere a adicionado con "lactasa", si eres intolerante a la lactosa y quieres reducir de peso, no te preocupes existe también la leche descremada deslactosada que aportará los beneficios de la " lactasa" pero con el beneficio de ser muy reducida en grasas. 
Como podemos notar, la variedad de leches en el supermercado es amplia y no todas pueden ajustarse a lo que necesitamos, por eso es importante acercarnos con el especialista en nutrición para que nos recomiende la leche que cumpla con cada una de las características que el cuerpo requiere.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Hablemos de ablactación

El alimento apropiado para el recién nacido es sin lugar a duda la leche materna, ya que esta contiene todos los nutrientes e inmunoglobulinas que el pequeño necesita, misma que en algunas ocasiones por alergias, intolerancias u otras condiciones fisiológicas en el recién nacido y algunas otras como escasa producción de leche en la madre (entre otros factores) puede ser sustituida por una formula de especialidad para tener una mejor asimilación por parte del bebé. Posterior a ello, las necesidades y requerimientos nutrimentales del bebé incrementan y es necesario incluir alimentos nuevos como es el caso de los purés y papillas, a este periodo de introducción de alimentos se le conoce como: Ablactación.

Este periodo es de vital importancia ya que de una correcta exposición a los alimentos dependerá el bienestar del bebé pero sobre todo repercutirá significativamente en su adultez. 
Pero entonces ¿Cómo saber qué alimentos ofrecer? para esto es muy importante reiterar que por lo menos dura…

Ensalada de espinacas con mango

¡Deja de hacer ensalada de lechuga con jitomate! el día de hoy te traigo esta deliciosa ensalada de espinacas con mango, es súper fácil de hacer. ¡Prúebala!
                                                                                 Ingredientes: 1 manojo de espinacas 1 mango maduro 60 gr de Queso panela o queso de cabra 5 nueces peladas Arándanos Ajonjolí
Procedimiento: Una vez lavadas y desinfectadas espinacas las trozaremos y vaciaremos en un refractario limpio y seco, posteriormente pelamos y cortaremos el mango en cubos pequeños, lo mismo hacemos con queso panela, mezclamos con las espinacas y agregamos los arándanos con las nueces trozadas, espolvoreamos el ajonjolí y listo! Es una excelente opción para acompañar los alimentos.
No es necesario aderezarla, pero puedes agregarle un chorrito de aceite de oliva extra virgen (recuerda que ese es recomendable consumirlo en crudo) o vinagre balsámico. 


Ensalada con queso de Cabra

Si ya estás un poco desesperado/a sobre qué alimentos preparar, te traigo esta ensalada con queso de cabra y berros que te aseguro ¡Te va a encantar! además por aquello de las cantidades, rinde perfectamente para 4 personas.


Ingredientes:
- 1 taza de berros (previamente lavados y desinfectados)
- 3 tazas de lechuga (previamente lavada y desinfectada)
- 1 zanahoria rayada
- 1 lata chica de granos de elote
- 1 Jitomate saladet
- 1/2 taza de arándanos
- 4 cucharadas de semillas de girasol
- 2 cucharaditas de aceite de oliva
- 35 gr de queso de cabra
- Sal y pimienta al gusto

Una vez lavados y desinfectados las verduras, cortamos e incorporamos, agregamos sal y pimienta, y por último el queso de cabra.
Está lista para servir, puedes acompañarla con una pechuga asada, o un filete de pescado.
Lo mejor de todo es que ésta receta contiene 442 Kcal. (ésta información nutrimental es la de las 4 porciones, si quieres calcular los nutrientes por porción solo necesitas dividir cada dato entre 4)